Amo los museos. Son mi meca, mi iglesia, mi lugar de meditación. Cuando visito una nueva ciudad el primer paso es averiguar los museos que puedo encontrar y comienzo a organizar mis días para agendar la mayor cantidad de museos que pueda visitar. Me gustan las obras, soy artista, pero también me gusta el edificio del museo en si, me gusta entender la manera en la que alguien ha pensando una exposición, me gustan las personas que aburridos, entretenidos o intelectualmente habitan y presencian el arte en estos espacios de encuentro, silencio e inspiración. 

Las personas. Observar a los otros seres como yo, como tu, como todo el mundo. Observarnos y sentir curiosidad es parte de nuestra naturaleza. Me estimula la diversidad de colores, lineas, expresiones, miradas y edades. Me gusta tomar retratos o sorprender a alguien en una foto casual. Hermosa es la diversidad de seres humanos que habitan el mundo.

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

La ciudad, los paisajes, los lugares que habitamos, los que visitamos. Cómo nos relacionamos con los edificios, los lagos, los arboles, las estatuas que llevan ahí más años que tres o cuatro generaciones de humanos. Cómo nos relacionamos con las enormes dimensiones de las ciudades que nos cobijan. 

Algunas fotos de la sesión de Inspiración para nuestra obra Misandria y Misoginia. La mujer, el cuerpo, la cultura pop y urbana.